Preguntas frecuentes sobre pilas de audífonos


¿Cuáles son los tamaños de pila comunes?

Las pilas para audífonos se presentan en tamaños 10, 13, 312 y 675. Para identificar el tamaño, la mayoría de fabricantes utilizan un código de color estándar de la industria en sus lengüetas y material de embalaje de pilas de zinc-aire.

 

Frecuentemente los fabricantes colocan letras antes o después del tamaño de la pila para indicar su número de pedido de fábrica. Por ejemplo, 13A y R10ZA son pilas de tamaño 13.

 

¿Cuánto durarán mis pilas?

La duración de la pila es determinada por el tipo y la amplificación de su audífono así como por las horas que lo lleva puesto. El profesional que le asiste en el cuidado de su oído puede indicarle la duración que puede esperar de su pila.


¿Cómo debo guardar mis pilas?

Debe guardar sus pilas para audífono a temperatura ambiente. Evite guardarlas en lugares con elevada temperatura, lo que puede acortar la vida de las pilas. Tampoco se recomienda la refrigeración. No lleve las pilas sueltas en el bolsillo o monedero. Si entra en contacto por descuido con un objeto de metal, como monedas o llaves, la pila puede descargarse, perder líquido, o más raramente, llegar a reventar. Para evitar estos riesgos, guarde las pilas sin utilizar en el envase original o en un estuche para pilas.

¿Por qué tiene una lengüeta mi pila de zinc?

Las pilas de zinc utilizan aire del exterior de la pila como fuente de energía. La lengüeta colocada en fábrica cierra los agujeros de toma de aire de la pila y asegura mantener la frescura de la misma hasta que usted vaya a utilizarla. No retire la lengüeta hasta que vaya a utilizar la pila. Para activar la pila, simplemente se retira la lengüeta. Después de retirar la lengüeta, espere un minuto antes de colocar la pila en su audífono. Esto es tiempo suficiente para que el aire entre y active los ingredientes. El cambio de la lengüeta cuando la pila no se utiliza no alargará la vida útil de la pila.

¿Son peligrosas las pilas ya consumidas?

Tanto si las pilas se recuperan en los establecimientos de ventas, ayuntamientos o escuelas, es importante que se manipulen de forma adecuada. Alrededor del 70 por ciento de las pilas que se eliminan aún contienen carga, por lo que una gestión inadecuada puede ser peligrosa.

Algunas de las precauciones que deben adoptar los distribuidores son no mezclar las pilas con otros residuos y asegurarse de no almacenarlas cerca de lugares con agua o excesivo calor. Los BCS y empresas de reciclado de pilas como G&P Batteries le proporcionarán más información sobre cómo recoger con seguridad las pilas gastadas

 

 

Deja un comentario